La Cabalá se refiere a la salud de forma muy simple, práctica y mundana. “Si tienes un espíritu sano, entonces tendrás también un cuerpo sano”. Después de todo, el cuerpo es una continuación del espíritu. Por lo tanto, esto es lo ideal.

No es fácil, porque el espíritu único, el alma única, nos conecta unos a otros. Mientras la humanidad esté en un estado de fractura, incluso el cabalista más grande, no obstante conectado al mundo entero mediante el otorgamiento y el amor, también se enfermará y sufrirá, dado que el “cuerpo común” de la humanidad es golpeado con el egoísmo.

Laitman.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *