garantía mutua

Garantía mutua – Ley de la naturaleza

La garantía mutua es una ley global de la naturaleza, la más importante y la que la define. No hay nada más elevado. El Creador quiere que las criaturas conozcan esta ley. La creación sólo puede alcanzar algo a través del contraste de opuestos.

Por eso el Creador nos creó opuestos a la garantía mutua, es decir, separados, desconectados, fragmentados y llenos de todas las formas de egoísmo. Debemos elevarnos por encima de esas fuerzas egoístas de separación y conectarnos  a la creación una vez más.

Existen cuatro grados en la creación que te permiten revelar plenamente al Creador. Así fueron creados por la fuerza de unidad, que surgió del Creador y creó las cuatro etapas de la luz directa. Después descendieron más, fragmentándose y separándose, creando grados y mundos hasta alcanzar este mundo y convertirse en todo tipo de sustancias. Las sustancias se dividieron más; en moléculas, átomos, partículas subatómicas y elementales.

Pero el trabajo principal no es profundizar en la investigación de la química, en las partículas elementales, sino conectar todas las partes de la creación en todos los niveles: tanto mi materia física como su forma espiritual tangible, en un todo, y regresar al estado original a partir del cual fue fragmentado.

La creación, la equivalencia de forma con el Creador, sigue completamente la ley de garantía mutua. Mediante los mismos grados por los que los mundos descendieron, se fragmentaron, y dividieron, la creación ahora asciende, enlaza, y conecta, transformándose primero a sí misma a partir de la materia física hacia la materia espiritual. La materia espiritual es aquella en la que la ley de unidad, garantía mutua, es cumplida más y más.

La separación y descenso de los mundos hasta justo la parte más baja, justo hasta la materia física, fue realizada para permitirnos llevar a toda la creación hacia la unidad a través de nuestros esfuerzos porque “Uno” es el nombre del Creador. En otras palabras, necesitamos recrear la ley de garantía mutua entre todas las partes de la creación.

Si no lo hacemos en este momento, el proceso de ruptura continua, y experimentamos más y más nuevos problemas y enfermedades en nuestras vidas, es decir, separación en todos los niveles: inanimado, vegetativo, animal, y humano. En el nivel animal, la separación se manifiesta como enfermedades en el cuerpo, en los niveles inanimado y vegetativo, como desastres naturales.

Lo único que necesitamos es cumplir con la ley de garantía mutua. Tenemos sólo una tarea: conectar todas las partes de la creación en un solo sistema integrado, en “Uno, Único y Unificado”, a excepción de quién no existe nada. La ley enlaza a todas las partes de la naturaleza mediante una fórmula simple llamada Garantía Mutua, (Arvut) mediante la cual todo existe en perfecta armonía, La sensación de armonía es llamada el alcance del Creador por la creación.

El Creador deliberadamente fragmentó esta ley de garantía mutua con el fin de darle a todos un punto de su “Yo”- el punto de fragmentación a partir del cual él puede sentirse a sí mismo como existente y alcanzar la unidad, la garantía mutua. Así es como incorporamos el nombre del Creador, lo revelamos a Él, y lo ponemos como rey sobre la creación.

De la Lección diaria de Cabalá 21/ago/20Escritos de Baal HaSulam, “El Arvut (Garantía Mutua)”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *