¿Dónde se conectan la física cuántica y la Cabalá?

Como resultado de los experimentos, la física cuántica debía incluir a un observador en el resultado de las observaciones para tomar nota del hecho de que lo que ocurre depende del observador y del proceso de la observación. No ocurre por sí mismo, sino depende de quien observa, cómo observa y si alguien lo hace o no.

El observador es una parte activa y esencial de lo que ocurre. Es decir, que nunca vemos el mundo sin nosotros mismos. El mundo existe sólo dentro de nosotros, en los observadores, en los que perciben.

Esta ley está escrita en la Cabalá hace miles de años.  Explica como todo se revela, se investiga y se describe sólo en relación a la persona que lo observa, y fuera de él no podemos hablar sobre algo que exista. (Baal HaSulam, Introducción al Libro del Zohar)

Una ley más del mundo cuántico (del mundo de la Luz de nuestro mundo): una partícula puede estar en dos lugares al mismo tiempo. No se desplaza instantáneamente de un lugar al otro, sino que está en el mismo momento en dos lugares.

La Cabalá dice que el lugar no existe y lo que esta observado ocurre sólo en la percepción del observador que se siente a sí mismo existiendo en los límites, (restricciones) llamadas, “el tiempo – el espacio – el movimiento”, que no existen fuera de nosotros.

 

Muchas personas, incluyendo jóvenes y gente mayor, sufren de depresión. Por alguna razón es considerada enfermedad mental. ¿Hay solución para la depresión de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá? 

 

Existe una solución. La depresión es el resultado de nuestros deseos insatisfechos. No tenemos nada sólo deseos; si estos deseos son satisfechos, sentimos alegría. Si son parcialmente satisfechos, sentimos  insatisfacción parcial, un estado en el que estamos todo el tiempo y al cual nos hemos acostumbrado.

Tratamos de neutralizar esta insatisfacción de diferentes maneras: viendo películas, jugando fútbol, tomando píldoras, usando drogas, etc., y de este modo de alguna forma nos mantenemos a flote.

Hay formas de depresión en las cuales sentimos una profunda oscuridad, aferrándonos al vacío dentro de nosotros y no sentimos ningún placer en el presente y tampoco sentimos que haya algo en el futuro, lo cual, de hecho, es una situación difícil.

La persona suele vivir con  esperanza del futuro. Planea anticipadamente salir de vacaciones, ir a pescar, a jugar fútbol con los amigos, etc. La persona suele estar ocupada con pensamientos sobre comida, sexo, familia, riqueza, respeto, conocimiento y entretenimiento. Hemos inventado todo esto en nuestro mundo como una distracción para que podamos ser capaces de existir en esta vida. Pero cuando todo es tragado por la oscuridad, se está en una forma seria de depresión y dispuestos a morir. Respecto a esto está escrito: “mi muerte es mejor que mi vida”.

El momento en que la persona comienza a sentir tales formas de depresión, se pregunta por el propósito de la vida: “¿no hay ningún sentido para vivir en este mundo?” Tales estados le llevan a la sabiduría de la Cabalá. Por lo tanto, es prácticamente imposible alcanzar la sabiduría de la Cabalá sin sentirse deprimido porque es una cuestión del propósito de la existencia.

Si se encuentra el significado en acciones como dormir, comer, viajar y en general, se encuentra placer en algo, la pregunta sobre el significado de la vida no surge. Es como si se encontrara bien y el significado de la vida se encuentra al nivel del animado. Si una persona no está satisfecha con tales acciones, alcanza la sabiduría de la Cabalá.

Por lo tanto, la primera pregunta que una persona se hace cuando llega a la sabiduría de la Cabalá es: “¿Cuál es el significado de la vida” ¿Cómo puedes llenar esta vida? ¿Cuál es el asunto en esta vida?” Es realmente la inutilidad que desarrolla una persona porque toda nuestra evolución es solo bajo la presión y el sufrimiento del deseo por descubrir y alcanzar algo. La persona siente la pérdida de algo, pero de hecho, pierde el propósito de la vida.

Después de todas las revelaciones a través de la historia humana, la pregunta es: ¿Para qué? ¿por qué? ¿cuál es el sentido de todo esto? Usualmente debe traernos a la revelación del verdadero significado de la vida.

Debemos entender que nuestro mundo es meramente un trampolín del cual tenemos que impulsarnos y ascender a la siguiente dimensión que es justo aquí en este mundo. Trascendemos a la siguiente dimensión mientras vivimos en nuestra corporalidad, mientras vivimos en este mundo con familia, trabajo y todo lo demás; y al mismo tiempo, comenzamos a alcanzar el siguiente mundo. Este es el verdadero significado.

El sistema nos empuja a buscar este significado y no habrá nada sin él. Y así nuestro ego es llamado ayuda en contra, porque es realmente el ego vacío el que empuja al hombre en la dirección correcta.
[199954]
De la lección de Cabalá en ruso 2/oct/16

 

A veces se piensa que lo que nos sucede es real, pero luego despertamos y entendemos que fue sólo un sueño, ¿qué es realidad y qué es ilusión?

Sólo hay una realidad: la fuerza superior. En la medida en que revelamos esa fuerza, existimos en la realidad. Si no revelamos la fuerza superior, permanecemos en la ilusión.

Por eso, nuestro estado actual, en el cual la fuerza superior se esconde, es una ilusión. Está escrito en Introducción al libro del Zóhar que el mundo que vemos ante nosotros, es sólo nuestra fantasía, pero una muy complicada, incluso se puede decir, muy embrollada.

De hecho, como explica la sabiduría de la Cabalá, no vemos la realidad frente a nosotros, sino que la imaginamos en nosotros. Y nos parece que esa fantasía interna realmente existe y que está fuera.

Imagina que todo lo que vemos a nuestro alrededor, todo lo que sentimos, oímos y respiramos, todas las impresiones de nuestros cinco sentidos, esencialmente existen dentro de nosotros. Y no dentro del cuerpo, porque también es una ilusión, sino en el órgano de percepción llamado deseo de recibir placer. Este deseo incluye vista, oído, olfato, gusto y tacto.

En esencia, no detectamos lo que ocurre fuera sino lo que ocurre dentro de esos sentidos. Vista, olfato, gusto, oído y tacto son cinco niveles de impresión interna, es decir, en el deseo de recibir placer. Al reaccionar a ondas y fluidos, el deseo de recibir imagina la realidad en la que supuestamente existe.

Es casi como ponerte lentes 3D y verte en el bosque o el espacio exterior. Sólo que estos lentes son permanentes e implantados en nosotros. Con ellos, descubrimos nuestra realidad imaginaria. Pero realmente somos ‘nosotros’, nos hemos acostumbrado y unido a ellos y no podemos separarnos.

Los cabalistas revelan que la verdadera realidad existe, no en nosotros, como la imaginamos, sino fuera de nosotros. Esta realidad superior, la fuerza superior, se llama ‘Creador’ (Bore) es decir, dos acciones: ‘ven’ (Bo) y ‘ve’ (Re) a Él. Y vemos que la fuerza superior gobierna toda la realidad, que es, de hecho, el deseo de recibir placer.

La fuerza superior es el deseo de deleitar y otorgar. Al revelarlo, descubrimos cómo esta fuerza llena todo el universo, toda la creación, es decir, el deseo de recibir, de tener satisfacción.

Pregunta: ¿Sentimos la realidad superior con los mismos sentidos de vista, oído, olfato, gusto y tacto?

Respuesta: Sentimos la realidad superior con cinco sentidos llamados KeterJojmáBináZeir Anpin y Maljut. Es una forma más alta de percepción que vista, oído, olfato, gusto y tacto ordinarios.

Pregunta: ¿Se siente como una realidad verdadera?

Respuesta: Se siente mucho más fuerte que la realidad actual.

Del programa de TV:  Una nueva vida» #787

Historia del pasado» suena un poco irónico, como si la historia de alguien se basara en sus propias experiencias subjetivas o como una novela. 

La gente piensa que la historia son eventos que, por razones desconocidas o de forma aleatoria de causa y efecto, ocurrieron hace días, meses o muchos años en nuestro mundo.

Pero, de hecho, nuestra realidad tiene raíz espiritual que desciende y llega al mundo corporal y crea el concepto de tiempo. En cierto momento, debido a ciertas fuerzas que emanan de su raíz espiritual, la forma espiritual se extiende hacia abajo y se materializa en forma corpórea. Esto lo percibimos como historia.

La sabiduría de la Cabalá revela los eventos que deben suceder. Por lo tanto, no separa la historia pasada de los eventos futuros. Las mismas raíces espirituales deben revelarse en este bajo mundo, sólo algunas raíces han sido reveladas, otras aún no. Por eso hay historia sobre el pasado y el futuro.

Toda la historia está predeterminada y sin duda, sucederá. Muchas cosas escritas por cabalistas ya se han hecho realidad. Por eso, la historia no se divide en pasado conocido y futuro desconocido. Para los cabalistas, la historia es un proceso claro, sin lugar a dudas. La estudian como proceso de descenso de las raíces superiores a nuestro mundo, al hacerlo pierden su grado espiritual, es decir, «se materializan» y se manifiestan como materia inanimada, plantas, animales y humanos en este mundo.

Por ejemplo, ¿es importante saber que el punto en el corazón, llamado «Moisés», que saca los deseos del hombre de la esclavitud egoísta, alguna vez se encarnó en este mundo como anciano con barba blanca como la nieve y su nombre también fue «Moisés» y que sacó a su pueblo de Egipto? Está escrito que el hombre debería verse saliendo de Egipto todos los días. En otras palabras, no es un evento que sucedió hace mucho tiempo y ya no existe. Se debe salir del ego todos los días, de la esclavitud del deseo egoísta a la libertad.

Todos están obligados a hacer ese éxodo y no es historia antigua, es la historia personal y cada uno debe escribirla: entender que está esclavizado por su egoísmo, luchar contra su propio faraón personal, escapar de él y lograr la libertad. Después debe someterse a todos los cambios, hasta el fin de la corrección, que aún no podemos ver en este mundo.

La historia de este mundo se desarrolla como en reloj. Pero, nosotros debemos trabajar de acuerdo con el reloj superior donde no hay pasado ni presente ni futuro, todo está determinado en relación con la persona que observa. Por lo tanto, no importa si el evento ya sucedió o no en nuestro mundo. Los cabalistas no ven esto en absoluto porque no sienten el tiempo ni lo miden según los criterios aceptados en este mundo.

Según la sabiduría de la Cabalá, la historia no es algo que sucedió alguna vez o que sucederá en el futuro, sino que ya existe. Cada uno descubre esta historia de acuerdo a su avance espiritual. Puedo pasar por toda la historia de principio a fin y en dirección opuesta, de fin a principio, recorrerla, sentir cuáles son los templos Primero y Segundo y su destrucción, el exilio egipcio, la guerra de los macabeos, etc. Si el hombre controla su deseo de recibir, puede sentir todos los períodos históricos como lo desee.

Se dice que no hay pasado ni presente ni futuro en la Torá, porque está por encima del tiempo. Precisamente se trata de elevarme por encima del tiempo de nuestro mundo y no estar atado a mi ego, que es lo que determina para mí en qué momento debería vivir, es decir, qué debo sentir ahora. Debo elevarme por encima de mi deseo egoísta y yo mismo determinaré no sólo en qué tiempo y época, sino el estado en que quiero vivir. Es decir, seré totalmente libre, como si flotara por encima del tiempo.

Cuando el hombre recibe la naturaleza espiritual, ya no está vinculado a tiempo ni movimiento ni espacio, es decir, a los parámetros corporales, existe por encima de ellos, en el espacio espiritual. Al estudiar Cabalá te apartas gradualmente de las ideas infantiles sobre la historia. Sin embargo, para romper realmente con la percepción corporal, es necesario adquirir una pantalla anti-egoísta (Masaj), la herramienta que nos permite superar el ego y ser libres. Así ya se puede imaginar todo lo que existe en nuestra raíz.

Del Kabtv «Primeros pasos en Cabalá. Historia de la Cabalá» 10/jul/19

La depresión es una epidemia global. Actualmente, más de 300 millones de personas en todo el mundo sufren de depresión, y el número de mujeres que son diagnosticadas prácticamente dobla el de hombres.

¿Por qué esta brecha de género tan llamativa entre las personas deprimidas de todo el mundo?

Al ponerlo en contraste con los hombres, vemos que la insatisfacción en las mujeres tiene una profunda raíz espiritual. Se halla alojada en la naturaleza femenina.

¿Hay algo que pueda satisfacer plenamente a una mujer?

Según la sabiduría de la Cabalá, sí que lo hay.

El logro espiritual.

La espiritualidad se alcanza cuando la mujer –la fuerza femenina– usa su profundo deseo de impulsar al hombre –la fuerza masculina– para alcanzar un propósito más elevado en la vida. Esa complementariedad entre las fuerzas opuestas, la masculina y femenina, les permite alcanzar juntos armonía y satisfacción.

La capacidad femenina de llevar al mundo a un estado superior se encuentra en los propios fundamentos de la humanidad. Tal como dice el viejo proverbio: «La mano que mece la cuna es la mano que domina el mundo». La naturaleza fue diseñada de modo que la habilidad femenina determinase cómo modificar y dirigir correctamente el mundo, es decir, cómo encontrar la cooperación adecuada entre las fuerzas masculina y femenina para que ambas funcionen juntas de forma solidaria y armoniosa.

La sensación de anhelo en la mujer es evidentemente mucho mayor que en el hombre. Un hombre puede llenarse más fácilmente con satisfacciones terrenales, por ejemplo, participando en actividades junto a sus amigos.

Una mujer desea más profundidad. Desea calor y amor. Empatía y apoyo. Su forma de satisfacción es mucho más compleja que la de los hombres.

Todo comienza y termina con la mujer. Se siente a sí misma como el centro de la realidad, porque de hecho, es el eje sobre el cual gira el mundo. Su sentido de unicidad es un sentimiento natural que ella legítimamente encarna.

«Cuando atraemos esta fuerza, realiza lo que se llama una “corrección” sobre nuestros deseos egoístas, que naturalmente se oponen a la tendencia de unirse. Es el “clic” necesario para que todos nos unamos y experimentemos un nivel más elevado de realidad».

Por qué es casi imposible que las mujeres se unan realmente

Según la sabiduría de la Cabalá, es casi imposible que las mujeres se unan realmente. Su anhelo por una mayor sensación de plenitud solo puede surgir cuando fuerzas opuestas se apoyan mutuamente en un delicado equilibrio.

Por lo tanto, la fuerza masculina y la femenina necesitan un ajuste muy preciso para que entre ellas aparezca una fuerza intermedia: la fuerza del amor, el otorgamiento y la conexión. El estudio de la Cabalá trata principalmente de cómo atraer esta fuerza para unir a las personas y descubrir una realidad eterna y completa en esa conexión. Cuando atraemos esta fuerza, realiza lo que se llama una «corrección» sobre nuestros deseos egoístas, que naturalmente se oponen a la tendencia de unirse. Es el «clic» necesario para que todos nos unamos y experimentemos un nivel más elevado de realidad.

Se dice que «hombre y mujer: la divinidad está entre ellos». La combinación y funcionamiento correctos de la fuerza masculina y femenina es:

1. que la fuerza femenina equilibre a la masculina impulsándola hacia la conexión, y

2. que la fuerza masculina equilibre a la femenina proporcionándole comprensión y apoyo para que la mujer se eleve por encima de su naturaleza.

Esta es la complementariedad que permite que las fuerzas masculina y femenina funcionen armoniosamente.

¿Qué fuerza es la primera en activar al otro: la masculina o la femenina?

La femenina. La necesidad y la solicitud de unificación siempre surge de la mujer. El anhelo de una conexión en lo más profundo de su deseo –el alma– es el origen de la insatisfacción y la depresión en la mujer.

Aunque los hombres piensen que progresan y logran avances gracias a sus propias capacidades, lo cierto es que todas las actividades del hombre son para la mujer, es decir, para conseguir aprobación. Así estamos construidos por naturaleza.

Pero gracias a estas diferencias entre géneros, por encima de las cuales necesitan conectarse en un todo único, se alcanza la perfección. No hay nada en cada uno de ellos que el otro no pueda complementar ya que, en la espiritualidad, la plenitud solo puede existir en complementariedad mutua de acuerdo con el principio: «el amor cubrirá todas las transgresiones».

En otras palabras, en lugar de luchar y centrarnos en las diferencias entre hombres y mujeres, necesitamos encontrar un territorio común de apoyo y comprensión en el que podamos descubrir juntos un propósito más elevado en la vida: descubrir cómo funciona la naturaleza en niveles más unificados y que nuestras relaciones se asemejen a esa fuerza de unificación completa de la naturaleza.

La sensación de alcanzar esa unidad perfecta es una cura para la depresión puesto que trabaja directamente sobre la llave que desbloquea nuestras sensaciones negativas abriéndonos a un tipo de satisfacción completamente nueva: el equilibrio con la fuerza de unidad de la naturaleza que conduce al logro de una vida plena.

 

Artículo de Michael Laitman.

¿Cuál es el secreto del amor al prójimo del cual habla la Cabalá? Todo el mundo dice que tenemos que amarnos y en lugar de eso sencillamente nos odiamos.

El secreto es que al trabajar adecuadamente en un grupo cabalístico, la persona empieza a revelar la verdad: que no ama a su prójimo, e incluso lo odia. Antes de hacer esta revelación, él pensaba que amaba a todos y verdaderamente lo creía. Pero ahora advierte que odia y que podría destruir a todos los que lo rodean si pudiera. A eso se le llama la revelación del mal y es un gran paso en el camino de la corrección.

Esta toma de consciencia llega por sí misma como consecuencia de los estudios de Cabalá y el escrutinio interior. La persona estudia los atributos con los que fue creado, las mismas cualidades a que se refiere lo que está escrito: “Yo he creado la inclinación al mal”.

Tenemos que esforzarnos para entender en qué clase de mundo existimos. Este es el trampolín para saltar hacia arriba. Cuando entiendo las cualidades con las que fui creado, lo único que me queda por hacer es quejarme y pedir la corrección al “Señor que me creó”.

El Creador no oculta el hecho de que deliberadamente nos creó de esta forma para que pudiéramos darnos cuenta de nuestra maldad. Una persona primero tiene que entender que personalmente sufre de este odio hacia los demás y pierde mucho por ello. Entonces lo aprisiona el miedo pensando en lo que le pasará en este mundo y en el mundo por venir. Sin embargo, gradualmente, bajo la influencia de la Luz que Reforma, empieza a entender cuan valioso es el atributo de otorgamiento puesto que le da la libertad.

Empieza a preferir la espiritualidad sobre todas las cosas materiales. Quiere volverse más otorgante y amoroso y salir de su egoísmo, salir de su prisión. Por el momento, lo desea para sí mismo, para sentirse mejor, pero al final realmente deseará liberarse de su deseo egoísta.

Para este propósito, se une con los otros, y en relación a esta meta, ya se les llama cabalistas, en lugar de una asamblea de egoístas. Unidos revelan que no tienen el poder o la fuerza para cambiar algo; necesitan un tercer componente, la Fuerza Superior, el Creador, la Luz que Corrige.

La Luz los zarandea como a un barco en un mar tormentoso y todo el grupo se une de tal forma que empieza a reaccionar en unidad, en sincronía, interactuando entre ellos en una armonía común (ya sea positiva o negativa). La Luz empieza a influir a cada persona con más fuerza, puesto que Su influencia aumenta dentro de un grupo, como si pasara a través de un amplificador.

De esta forma llegan a entender que no podrán hacer nada sin el Creador, la Luz que Reforma. Entonces todo el grupo estará dispuesto a unirse como una persona con un solo corazón para revelar al Creador.

 

Del blog de laitman.es

¿Cómo debería cambiar mi percepción de la realidad y cómo afectará esto mi vida?

Cuando estudiamos la naturaleza, aprendemos que diferentes animales perciben la realidad de diferentes maneras. Por ejemplo, una abeja percibe la realidad en forma de panorama con múltiples fragmentos como si no estuvieran conectados entre sí. Los peces y las aves tienen una percepción completamente única de la realidad.

En este momento, estamos hablando de la vista, pero hay animales que perciben el mundo a través de las ondas de calor, como las serpientes. Y los perros perciben el mundo principalmente a través de los olores, no a través de la vista, como la gente. Por lo tanto, es obvio que todo está determinado por la percepción de la realidad.

Nos parece que vemos la realidad como es pero, ¿cómo sabemos que esto es cierto? De hecho, sólo estamos captando unas pocas ondas de un número infinito de otras ondas. Si pudiéramos ver en un espectro diferente, veríamos un cuadro completamente diferente.

En esencia, la Cabalá explica que la realidad que vemos no existe. Si no nos aferramos al cuadro actual de la realidad y lo consideramos inmutable y objetivo, sino que nos elevaríamos por encima de las limitaciones de los órganos corporales de la percepción humana, percibiríamos la realidad fuera de nuestros cuerpos. Y entonces podríamos aprender acerca de muchos fenómenos a nuestro alrededor que no vemos y aún no lo notamos.

Pero después de todo, estos fenómenos nos influyen aun cuando no los notamos. Es por eso que no vemos lo que va a pasar mañana y no entendemos por qué suceden algunas cosas. La vida nos da preguntas todo el tiempo y no tenemos respuestas para ellas porque no tenemos suficiente información. Por lo tanto, la percepción de la realidad es la cuestión principal en la sabiduría de la Cabalá.

 

Del blog de laitman.es

El propósito general de todo el universo es que la humanidad alcance el estado en el que todos sus integrantes sean como una familia. Todos tomarán en cuenta a los demás y se convertirán en  garantes de todos y cada uno.

Una de las causas que originarán que esto ocurra es la presión que ejerce la Ley Superior de la Naturaleza que se está revelando ahora.  Es la ley de la conexión universal y la dependencia entre todos.

Pero esa no será la única causa, pues cuando las personas lleguen al nivel de otorgamiento mutuo, estarán deseosas de cambiar al nuevo tipo de relaciones que se basan en, «ama a tu prójimo».  La gente lo deseará conscientemente, por su propia voluntad.

La Naturaleza gobierna los niveles inanimado, vegetativo, y animado y los equilibra para que permanezcan en armonía mutua.  Por esa razón todos los elementos en la Naturaleza consumen solamente lo necesario para sostener la vida. El hombre, sin embargo, tiene que llegar al mismo equilibrio mutuo con Ella mediante su participación consciente.  El hombre tiene que estudiar la estructura del universo y su unidad para poder ser semejante a la Naturaleza. En ese momento verdaderamente se hará acreedor al título de «Hombre», (Adam en hebreo,  de la palabra Dommeh – semejante al Creador).

10 mitos sobre Cabalá

 

Mito 1: La Cabalá es una religión

Hecho: La Cabalá es una ciencia, la física de la realidad total. Es una sabiduría que revela la realidad amplia que normalmente está oculta a nuestros sentidos.

Mito 2: La Cabalá está relacionada con hilos rojos y agua bendita.

Hecho: No existe relación alguna. Los hilos rojos, el agua bendita y otros productos son  inventos comerciales lucrativos creados en las últimas dos décadas.

Mito 3: La Cabalá está reservada a una minoría de personas y sólo los hombres mayores de 40 años reciben permiso para aprenderla.

Hecho: Durante el exilio, sólo unos cuantos individuos seleccionados estudiaron la Cabalá. Sin embargo, desde la época del Rabí Issac Luria Ashkenazi, el Ari,  (Siglo 16), está disponible para todos.

Mito 4: La Cabalá maneja la magia

Hecho: La Cabalá no maneja la magia o cualquier otra hechicería; más bien se concentra en la investigación pragmática de la realidad.

Mito 5: La Cabalá es una secta.

Hecho: La Cabalá es una sabiduría y una ciencia abierta a todas las personas sin restricciones.

Mito 6: La Cabalá se relaciona al movimiento «New Age» y es una moda, un fenómeno pasajero.

Hecho: La Cabalá es la sabiduría más antigua de la humanidad. Sus inicios datan de hace aproximadamente 5000 años.

Mito 7: La Cabalá se relaciona al Tarot, la astrología y la numerología.

Hecho: El Tarot, la astrología y la numerología, en su enfoque místico, se asocian erróneamente con la Cabalá.

Mito 8: En Cabalá se utilizan amuletos.

Hecho: En nuestro mundo, no hay objetos físicos que tengan alguna propiedad espiritual. Los amuletos pueden proporcionar a la persona apoyo psicológico.

Mito 9: La Cabalá practica la meditación

Hecho: En la Cabalá no se práctica la meditación. Este fue otro elemento que se relacionó a la palabra Cabalá en medio de la confusión que imperó en los no cabalistas durante los últimos siglos.

Mito 10: Es necesario haber estudiado la Torá y el Talmud antes de acercarse a la Cabalá.

Hecho: Sin la Cabalá, no se puede comprender el sentido espiritual de estos textos pues se puede pensar que se refieren a acontecimientos y acciones físicos.

Pregunta: ¿Aún no entiendo por qué la sabiduría de la Cabalá es tan importante para usted?

Respuesta: Si existimos en el sistema cerrado de la naturaleza, nuestros deseos y pensamientos también son parte de este sistema e influyen en ella. Su influencia puede ser mucho más importante que las acciones físicas.

Sólo nuestras acciones físicas son visibles para todos y les damos importancia, porque vemos sus resultados y podemos registrarlos y examinarlos. Pero los efectos mentales y emocionales no los podemos controlar ni examinar. Sin embargo, nuestra influencia interna es estudiada y utilizada en los laboratorios de los servicios de inteligencia en todo el mundo.

Si todos nuestros pensamientos y deseos surgen de la mente y del corazón y están conectados directamente al sistema general de la naturaleza, entonces:

  • Lo que surge en forma natural y que está fuera de nuestro control puede ser omitido del estudio, ya que es información acerca de pensamientos y sentimientos que fluyen a través de nosotros.
  • La información que no podemos percibir son sólo señales de control que hay que conocer y aprender a manejar correctamente. Así mostramos nuestras correcciones en la naturaleza, porque de lo contrario, inconscientemente, dañamos al sistema y a nosotros mismos con nuestros pensamientos y sentimientos no corregidos.

Esta es la razón por la que esta información es el estudio más importante para la humanidad, pero hay que controlarla, adquirirla y enseñarla a cada niño y adulto.

Del blog de laitman.es