Resumen general. La comida cabalista y el taller

Resumen General

Queremos empezar esta parte de la lección con una melodía de Baal HaSulam (Hine KaChomer)  y una cita de Rav Kook.

Los cabalistas también describen sus percepciones espirituales a través de la música y la melodía. Lo que podéis escuchar en el Clip es una melodía (NIGUN) de Baal HaSulam conocida como : «Hine Kahomer Beyad HaYotzer» (Como barro en la mano del Creador) que describe la conexión entre el hombre y el Creador.

Mientras la escucháis podéis estar en silencio y concentrados, y podéis preguntaros que habéis recibido durante las 5 lecciones precedentes.

He aquí la cita de Rav Kook:

«Desearía que fuera posible reunir a toda la humanidad en un solo cuerpo, que pudiera abrazar a todos»

Resumen

  • En la lección primera vimos como la sabiduría de la Cabalá es el método de revelar al Creador a los seres creados – el creador = el atributo de otorgamiento.
  • Pero para revelar al Creador / Espiritualidad debemos cambiar nuestra actitud ante la realidad, corregir la intención en nuestro deseo de recibir de la recepción al otorgamiento y esto es lo que vimos durante la lección segunda.
  • Corregir la intención solo es posible mediante la atracción de la Luz que reforma a través de los libros en el estudio y esto es lo que estudiamos en la lección 3.
  • En la lección 4 vimos que la atracción de la luz que reforma es posible gracias a un entorno adecuado para el desarrollo espiritual, que fortalece nuestro deseo de espiritualidad.
  • Durante la lección 5 continuamos estudiando la importancia del ambiente espiritual: la revelación del Creador y la espiritualidad dependen de corregir nuestra relación con los demás. Es decir, el trabajo en el grupo de estudio.
  • La conexión que se ha creado entre nosotros nos abre un nuevo lugar para entender y sentir con gran profundidad el material de estudio: el corazón comprende.
  • Tenemos que corregir nuestra relación con los demás para revelar al Creador (desde el amor de los amigos hasta el amor del Creador).

Por lo tanto, cuando Rav Kook nos habla de «abrazar a la humanidad como un cuerpo», lo que nos sugiere es alcanzar la sensación de  «toda la humanidad es un cuerpo», y  quien está en una actitud de amor hacia esto, revela al Creador.

La comida cabalista

Los hombres en su estado más elevado están conectados entre sí y se llenan de la misma luz.

En nuestro mundo, cuando los estudiantes de cabalá quieren llegar a este estado, organizan una comida y comen juntos.

Esto se corresponde con la raíz y la rama de la realización: Cuando nos sentamos a la mesa, unidos por una idea y aspiración común, entonces esta acción representa nuestro Kli (vedija), la conexión entre nosotros.

Antes de la comida, un estudiante debe realizar las siguientes acciones:

  1. Quiero estar con mis amigos durante esta comida.
  2. Siento que soy YO quien está dispuesto a estar presente con mis amigos en esta comida.
  3. Verifico mi intención: ¿para qué deseo realizar esta comida? Me doy cuenta que me siento bien con mis amigos y que solo quiero sentarme entre ellos en la mesa. Este deseo es un buen  comienzo pero no es suficiente, sobre el tengo que construir la verdadera intención:
  4. Me doy cuenta de que la comida representa la conexión entre nosotros, que es necesaria para alcanzar la Meta.

Durante la comida:

  1. Me elevo a un nivel en el que deseo construir un Kli unificado donde revelar al Creador. No comienzo a comer hasta que esté seguro de que todos mis amigos están unidos a esta idea y aspiración común. Y mediante tal acción incluyo a todos en mí y creo un campo que es equivalente a el Creador.
  2. No comienzo a comer antes de cuidar a un amigo sentado a mi lado o frente a mí, ofreciéndole todo lo que es necesario. Actúo de esta manera durante toda la comida.

Lejaim

Leer el post del shamati 173 ¿Por qué decimos Lejaim?

Durante la comida, brindamos por nuestros amigos. ¿Para qué hacemos esto? ¿Por qué alabamos a nuestro amigo  y decimos L’Chaim a él?

No estamos elogiando a un amigo sino al Creador, que nos dio el poder, la oportunidad de hacer algo para el grupo.

Es imposible que pueda realiza una «acción espiritual» sin recibir la fuerza, el combustible y la aspiración desde el Superior

Por lo tanto, cuando agradezco a mi amigo o al grupo, cuando los elogio, demuestro mi actitud especial hacia la acción de otorgamiento.

Intenciones durante la comida

Las intenciones son los deseos internos de uno, lo que uno quiere alcanzar. Es el programa de vida en el que proyecta sus aspiraciones en la mente y corazón. Todo esto se expresa a través de las intenciones durante nuestras reuniones.

¿Por qué? Porque en el tiempo de reunión uno establece la conexión con la Fuente, de la cual provienen todos los poderes que actúan sobre este mundo y sobre las personas.

De esto se deduce que durante nuestras reuniones uno puede abordar, suplicar, preguntar, exigir y provocar cambios, lo cual es casi imposible en otros momentos.

El taller

El taller es la herramienta básica para nuestro desarrollo espiritual colectivo, por lo que su práctica es de capital importancia en nuestros estudios en los círculos o decenas.

He aquí las bases de su implementación:

  1. Igualdad e importancia

No hay personas «más» o «menos» importantes – todos los participantes son iguales y muy importantes. En la discusión, todos tratan de ser iguales y no dominan a cada uno en conocimiento, posición, etc. No debe haber género, edad, raza o cualquier otro tipo de discriminación. Nos sentamos juntos con la conciencia tranquila: nadie es «grande» o «pequeño», aquí y ahora todos son iguales.

  1. Un solo tema

Juntos discutimos un cierto tema, seleccionado preliminarmente. Estamos muy atentos al facilitador y nunca nos alejamos del rumbo.

  1. Todos hablan

Al hablar todos conseguimos un entorno en el que todos «añaden» a la solución mutua. Al presentar su propio punto de vista y conectarlo con los puntos de vista de los demás, cada participante se vuelve «más rico» y comienza a escuchar y entender no sólo a los demás sino también a sí mismo mejor. Si los participantes permanecen en silencio, no están agregando un ingrediente necesario al plato colectivo.

  1. Todo el mundo escucha y escucha a los demás

Los participantes hablan uno a la vez sin interrumpirse. Escuchamos atentamente a cada orador tratando de sentirlos y entenderlos, y verdaderamente «unirnos» con su opinión. Y cada participante hace lo mismo. Esto es de suma importancia para nuestro Círculo de participantes.

  1. No hay argumentos, críticas o juicios

Nunca discutimos, aceptamos completamente el punto de vista de otra persona, no importa lo absurdo que parezca, y agregamos nuestro propio. No hay opiniones correctas o incorrectas. Todas nuestras opiniones tienen su lugar y todo va en «el depositario». Sin negar las opiniones de los demás, y al complementarse, obtenemos una nueva perspectiva del problema a través de un lente colectivo.

No hablamos sobre las opiniones de otros participantes; Nos centramos únicamente en responder a las preguntas del facilitador. Debemos tener especial cuidado de no expresar ninguna opinión sobre los demás, ya sean positivas o negativas. Es crucial observar esta regla ya que la crítica puede dañar y alienar a los participantes que han revelado sus pensamientos e ideas al Círculo, mientras que la alabanza puede distinguir a los participantes, creando también un desequilibrio en el Círculo. En resumen, ¡no hay lugar para el juicio en el Círculo!

  1. No hay diálogo y / o cuestionamiento entre los participantes

Es verdad, no permitimos diálogos ni ofrecemos una oportunidad para que los participantes se hagan preguntas – esto arruina el Círculo. Estas brechas emergentes rompen inmediatamente el Círculo en grupos más pequeños. No damos la bienvenida a frases como «Estoy de acuerdo con …», «Me gusta lo que se dijo por …», o «Yo apoyo …» Al singularizar a alguien, romper el principio de la igualdad y crear la división En el Círculo Cada participante aborda la discusión central del Círculo en lugar de un individuo en particular.

  1. Nos elevamos por encima del antagonismo y la irritación

Tenemos que tratar de superar el desacuerdo entre sí, mirando el tema a través de los ojos de todos los demás participantes. Cuando hay signos de rechazo, malentendido o desacuerdo entre nosotros, pretendemos superarlos a través de un esfuerzo común, superando lo que nos divide para descubrir lo que nos une. Aprendemos a ceder el uno al otro. Acogemos con beneplácito esos momentos como oportunidades para el progreso mutuo y el crecimiento.

  1. Aspiramos a ser sinceros, evitando eslóganes y clichés

Sólo podemos expresar lo que sentimos o pensamos sin referirnos a opiniones o citas de personajes influyentes. El Círculo funciona cuando los participantes son honestos y sinceros al más alto grado.

  1. Decidimos colectivamente

Nuestro objetivo es llegar a una decisión unánime desde un punto común de entendimiento mutuo y unidad. Este punto suele nacer al final de la discusión (o serie de discusiones) cuando todas las opiniones personales convergen en una opinión colectiva. En esencia, esta regla nos conecta con el poder de la inteligencia colectiva. Cuando verdaderamente nos conectamos estamos operando desde un lugar más alto y comenzamos a actuar como elementos de un todo que es más grande que nosotros mismos. Logramos una cercanía con la naturaleza cuando todos estos «elementos» son finalmente alineados e integrados, cuando las partes opuestas han llegado a complementarse perfectamente entre sí.

  1. Apuntamos a un objetivo significativo y noble: crear un espacio de colaboración, amor, cuidado y calor

En lo que hacemos, ya sea hablando, escuchando a los demás, tratando de estar «en sintonía» con los demás, apuntamos a este objetivo. La prioridad no es lograr resultados particulares o discutir soluciones, la prioridad es lograr la conexión. Los resultados superiores y la solución surgirán naturalmente una vez que logremos formar ese campo común o integral.

2 comentarios
  1. MOISES SASPORTE GENAFO
    MOISES SASPORTE GENAFO Dice:

    entiendo intuitivamente qué quiere decir buscar una inteligencia superior, un lugar común donde se complementen las ideas diferentes o opuestas y surja una nueva inteligencia común que nos une y con la cual todos estamos en sintonía. Hacer mía y preferir el resultado común a mi propia opinión es un trabajo que tiene mucho sentido.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Responder a Gabriel Serna Figueroa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *