mitos acerca de la cabalá

10 mitos sobre Cabalá

 

Mito 1: La Cabalá es una religión

Hecho: La Cabalá es una ciencia, la física de la realidad total. Es una sabiduría que revela la realidad amplia que normalmente está oculta a nuestros sentidos.

Mito 2: La Cabalá está relacionada con hilos rojos y agua bendita.

Hecho: No existe relación alguna. Los hilos rojos, el agua bendita y otros productos son  inventos comerciales lucrativos creados en las últimas dos décadas.

Mito 3: La Cabalá está reservada a una minoría de personas y sólo los hombres mayores de 40 años reciben permiso para aprenderla.

Hecho: Durante el exilio, sólo unos cuantos individuos seleccionados estudiaron la Cabalá. Sin embargo, desde la época del Rabí Issac Luria Ashkenazi, el Ari,  (Siglo 16), está disponible para todos.

Mito 4: La Cabalá maneja la magia

Hecho: La Cabalá no maneja la magia o cualquier otra hechicería; más bien se concentra en la investigación pragmática de la realidad.

Mito 5: La Cabalá es una secta.

Hecho: La Cabalá es una sabiduría y una ciencia abierta a todas las personas sin restricciones.

Mito 6: La Cabalá se relaciona al movimiento «New Age» y es una moda, un fenómeno pasajero.

Hecho: La Cabalá es la sabiduría más antigua de la humanidad. Sus inicios datan de hace aproximadamente 5000 años.

Mito 7: La Cabalá se relaciona al Tarot, la astrología y la numerología.

Hecho: El Tarot, la astrología y la numerología, en su enfoque místico, se asocian erróneamente con la Cabalá.

Mito 8: En Cabalá se utilizan amuletos.

Hecho: En nuestro mundo, no hay objetos físicos que tengan alguna propiedad espiritual. Los amuletos pueden proporcionar a la persona apoyo psicológico.

Mito 9: La Cabalá practica la meditación

Hecho: En la Cabalá no se práctica la meditación. Este fue otro elemento que se relacionó a la palabra Cabalá en medio de la confusión que imperó en los no cabalistas durante los últimos siglos.

Mito 10: Es necesario haber estudiado la Torá y el Talmud antes de acercarse a la Cabalá.

Hecho: Sin la Cabalá, no se puede comprender el sentido espiritual de estos textos pues se puede pensar que se refieren a acontecimientos y acciones físicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *